La decisión de elegir ortodoncia metálica

Escrito por humodecolores 27-07-2015 en ortodoncia. Comentarios (0)

Desde que soy pequeña me ha molestado mucho tener los dientes del maxilar inferior torcidos. En una revisión del cole, un dentista me recomendó que me pusiera aparato. Fue justo lo que necesitaba mi mente caprichosa para reafirmar mis ganas de llevar brackets.

Mi dentista habitual me dijo que tenía que esperar unos años por si se me movían los dientes con los años, y como tengo bien la mordida, y sólo es un problema estético, pasaron los años sin volver a tocar el tema.

Estos son mis dientes antes de los brackets:

Ahora tengo 28 años y este año he decidido que es el definitivo. Empecé a buscar clínicas sin tener ni idea del presupuesto. Últimamente muchas cadenas ofrecen la primera consulta y presupuesto gratuito. Pero, ¿Cuántas placas hay que hacerse para comparar precios? A mi me preocupaba un poco el tema de la radiación. En alguna clínica fueron amables y me dijeron el precio aproximado sin necesidad de hacerme placas. 

Por si puedo ayudar a alguien, yo tenía dos presupuestos definitivos, uno para brackets metálicos de 1830, esto incluye 18 revisiones, aparato, estudio previo y retenedores finales. Para conseguir ese precio hay que pagar por adelantado, a mi me pone bastante nerviosa adelantar una cantidad de dinero tan grande, pero era la forma más económica.

El otro presupuesto que tenía es de otra clínica (las dos son típicas cadenas famosas) que era de unos 2700 para invisalign. Tenía que hacerme un seguro y no se que historias, pero parecía súper barato comparado con lo que había leído por Internet.

Estuve con este dilema casi un mes, y finalmente me decidí por los metálicos. Las razones por las que los he elegido son, por un lado, el precio, me gustaría casarme después de mis brackets, y quiero ahorrar ahora. No me convencía mucho tener que hacerme un seguro, además en mi caso, con el invisalign tenía que quitarme las muelas de juicio y con el metálico no. Además, me parece incomodísimo tener que quitarte el aparato cada vez que vas a comer algo, por ejemplo si estás por ahí con tus amigos de pinchos.

Creo que los metálicos son los más efectivos y los más rápidos. Y bueno, esto ya pertenece ya a mi gusto personal, pero siempre he encontrado belleza en los nerds, y ahora que los llevo puestos me veo más teenager que nunca y eso me encanta. 

Así, que resumiendo, me decidí por la ortodoncia metálica, no quería gastarme mucho, y es la más efectiva. He elegido una cadena que me daba un poco de desconfianza, pero la ortodoncista que me ha atendido de momento me da bastante confianza. 

Lo que no me gusta es tener que haber pagado todo por adelantado, me da más confianza pagar en cada cita.